Borja Capponi: “La gente se vuelve yonki de ver a su perro realizando órdenes”

Domingo 15 septiembre, 2013 / 12:32 Escrito por
  • Borja Capponi: “La gente se vuelve yonki de ver a su perro realizando órdenes”
  • Borja Capponi: “La gente se vuelve yonki de ver a su perro realizando órdenes”
  • Borja Capponi: “La gente se vuelve yonki de ver a su perro realizando órdenes”

Hemos visitado a Borja Capponi en su escuela y nos ha recibido muy gustosamente para hablar de perros y conocer sus instalaciones donde tiene una manada de perros e imparte sus cursos para que la gente aprenda a entender a los perros. Si algo podemos destacar de Capponi es su amor por los animales y su saber estar profesional. A continuación les ofrecemos la entrevista que concedió a Diariomascota.

 

¿Cómo era el Borja de niño?

Con cinco años estaba obsesionado con todos los animales y sobre todo con los perros. Mis padres tampoco es que fueran muy amantes de los animales, pero mi abuelo por parte de madre sí, siempre le encantaron los perros. A mi me encantaban hasta los libros de dibujos animados de animales como Pluto, Goofy, aunque este no me gustaba porque hablaba. Mi primer perro fue una caniche que se llamaba Greta, pero un buen día mi abuela la regaló y yo la deje de hablar mucho tiempo. No entendía cómo pudía desprenderse de ella. Luego tuve a otra caniche negra, que era de un vecino y me la quedé. También un pastor alemán que mordió a una persona y también me quedé sin él. Tuve un mastín, los vecinos se quejaron y mi madre lo volvió a regalar. Antes se hacía eso, incluso ahora, cuando cambiabas de casa regalabas al perro o lo llevabas a la perrera, eso no está bien.

Sin embargo mi gran perro llegó cuando yo tenía 15 años, en esa edad tuve al bóxer que tengo en las fotos de la academia, es para mí como para César Millán su pitbull. Este perro era perfecto, muy equilibrado y con él empecé el adiestramiento. Poco a poco fui adiestrando los perros en el parque del retiro, estaba obsesionado y pasaba horas y horas.

Háblanos de las corrientes de adiestramiento

Hubo un momento de mi vida, en la que yo empecé a adiestrar perros con mi primera empresa: Adiestra Madrid, y enseñaba a los perros como todo el mundo con el sit y el plas. Todo iba bien hasta que dije… Aquí falla algo, estoy tres meses adiestrando a un perro y al final se me pelea, se me escapa, etc. El perro no actuaba igual en el campo que en la pista de trabajo. Me fijaba mucho en el lenguaje corporal, en muchos detalles.

Solía ir a los agility hasta que me dejaron de hacer tanta gracia. Los perros en estos sitios están comprimidos y nerviosos. El adiestramiento obsesivo me parece maltrato pasivo, me gustan los perros tranquilos. Se estresan con las órdenes y todo lo que tienen que hacer. ¿Por qué la gente alucina con César Millán? Porque es una persona que en segundos es capaz de frenar a un perro, aunque luego digan que si maltrata o pega a los perros. Este es el buen adiestramiento y no el obsesivo.

Luego está la corriente positivista que es darle la salchicha cada vez que hace algo bien o usar el clicker. Esto es un soborno al perro para el sit y el plas, pero cuando tienes un perro agresivo que muerde, estas técnicas no funcionan. De esto me di cuenta hace años, yo no podía seguir con ese tipo de adiestramiento y tener un perro equilibrado. Si es verdad que para animales que están trabajando; por ejemplo, perros policía o perros para discapacitados, si que tiene que haber este tipo de educación tan formal. Yo me considero un estudioso de los perros, miro su lenguaje corporal y busco tener un perro natural y equilibrado, no un perro obsesionado con las órdenes básicas. La gente se vuelve yonki de ver a su perro realizando órdenes sin parar.

¿Qué es lo que la gente quiere de su perro?

La gente quiere que su perro se porte bien y obedezca una serie de órdenes, pero es fundamental que el perro esté equilibrado. Puedes tener un perro que haga todas las órdenes que le mandas, pero que todo lo realice estresado y muy nervioso, ¿de qué me sirve eso? La gente quiere que sus perros paseen tranquilos por la calle y poder llevarlos a todas partes sin que sea una odisea y eso no se consigue con la corriente positivista de la salchicha. En el agility los perros hacen todo lo que les han enseñado pero los perros están histéricos, son una auténtica bomba de relojería. A los perros no sólo hay que estudiarles en despacho, hay que estudiar su comportamiento en el campo, que es como se les conoce. César Millán fue un visionario con el concepto de la manada, llevaba a perros de todas las razas juntos y llevándose bien, eso es dificilísimo y eso si que es un logro. Teniendo una manada de perros es cuando ves la verdadera naturaleza de ellos, se ven las jerarquías, cuando se pelean, como comen, todo. Millán y yo lo que hacemos es trabajar con la energía de los perros y no tanto con la inteligencia funcional. Entendemos el lenguaje corporal, las orejas, la cola, las pupilas… Todo es importante para entender a un perro y saber que energía desprende.

¿Los cursos que hay de adiestramiento quizá olvidan el tema de las energías y el lenguaje corporal?

Hay que trabajar la inteligencia instintiva y no sólo la funcional. Para entender de perros hay que pasarse muchas horas observándoles y no sólo estudiando libros sin parar. En estos cursos se suele estudiar el adiestramiento cognitivo-emocional, adiestramiento positivo… Pero realmente, lo que yo quiero es que mi perro esté tranquilo no que dé un rodeo complicadísimo, haga un slalom y finalmente coja la famosa salchicha. Esto me parece maltrato, me parece circo, al igual que el delfín tiene que obedecer mil ordenes para conseguir el pescado. Hay que lograr tener a un perro equilibrado que por supuesto obedezca una serie de órdenes, pero no un perro antropomórfico.

¿Los perros tienen sentimientos?

Los perros no tienen sentimientos del estilo a enamorarse, porque el cerebro del perro no está preparado para tener un pensamiento abstracto y enamorarse. Cuando ellos están obsesionados con una pelota no es enamoramiento o algo así, se llama depredación. Si tuvieran sentimientos no se pelearían, yo iría donde mi perro Mordiscos y le diría no me muerdas, te quiero, pero ellos no funcionan así. En los casos de rescate, el perro alerta a la manada de que hay fuego y todos los miembros se tienen que poner a salvo, pero no significa que el perro esté enamorado de ti y te rescate por un sentimiento abstracto, simplemente es su instinto. Los perros no sienten amor, ni venganza, ni celos. El caso de los celos no es más que dominación, querer escalar en la jerarquía y nada más.

¿Recomiendas que todo el mundo acuda a un profesional para educar a su perro?

Yo creo que todo el mundo debería de aprender cómo piensa un perro, cuál es su lenguaje corporal, que los perros piensan por la nariz… Todo el mundo debería saber de perros antes de tener uno, porque todo sería muy sencillo. Uno de los grandes problemas de esta sociedad es que la gente se hace con un perro sin saber absolutamente nada de él, ni de su raza, entonces vienen los problemas, los abandonos y todo lo que desgraciadamente estamos acostumbrados a ver.

Borja Capponi con uno de los podencos rescatados

Borja Capponi con uno de los podencos rescatados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comentarios de Facebook